Mujer y negocios

El negocio de la caridad

Lo apasionante de seguir a las mujeres, es que uno se puede encontrar un sin fin de ideas, proyectos que permiten ver todos los matices del sexo femenino. No digo que sea aburrido ver grandes personajes masculinos, pero me deleita ver mujeres que logran hacer sonar sus nombres y me inspiran como mujer a seguir creando, a seguir re inventándome.

En esta ocasión hablare de Monika Wiela. Polaca por nacimiento y que apesar de haber crecido en una granja pobre, y en una época donde muchas cosas no eran de fácil acceso en Polonia, no fue este el motor para viajar a America . Fue su madre quien soñaba en viajar a America y Monika solo pensó en hacer un viaje de vacaciones y vivir en cierta manera el sueño de su madre.

Con ideas muy simples Monika logra generar un medio de sustento y decide quedarse más y más tiempo en este lugar tan diferente para ella y tan maravilloso por la cantidad de opciones que ofrece. Hasta que su necesidad de ayudar a otros qué carecían de lo básico la empujó a dar un paso mas. Así nace “Give back box”. El principio es sencillo, saca lo que no quieras y dónalo usando give back box para conectar tu donación con agencias de caridad.

Probablemente suena demasiado simple, pero escuchar a Monika hablar de como ideo todo y ver el alcance que tiene, es simplemente inspirador.

Es fascinante ver con que facilidad identifica las posibilidades para hacer mas grande cada pasó que ha dado en su historia, y ver como identifica las posibilidades para ofrecer a donantes y marcas, un beneficio durante el proceso para lograr se comprometan con la idea creando un círculo de virtud, dejando huella en cada paso del proceso.

La idea me cautivó desde un principio, pero al buscar un poco mas de la compañía y su creadora, encuentro una mujer fascinante que como muchas otras es apasionada y dedicada con sus sueños.

Creo que Monika me enseña, que no hay que tener miedo a las cosas, decidirse a hacer algo y disfrutar cada paso de ese camino. No tenemos que ocupar los lugares de los hombres, podemos generar nuevos espacios que nos hagan crecer como mujeres y como seres humanos.